miércoles, 24 de febrero de 2016

Para vos



Para vos, claro.

Si fuera tan simple dar un consejo o una receta para poder eliminar el sabor amargo del dolor enquistado en las entrañas. Algo tan simple como introducir unas pinzas o la misma mano por la boca, localizar ese dolor y luego encerrado en el puño para así soltarlo al viento para que alcance el cielo. Si fuera así, no serían necesarios los psicotrópicos, los psiquiatras, los psicólogos y aliviaríamos también a nuestros amigos de tener un hombro húmedo.

El dolor se hace con el tiempo similar a un callo, un anillo de compromiso o las gafas recetadas. Algo a lo que te terminas acostumbrando a llevar, y si es así, no lo escondes, forma parte de ti.

Con el dolor comprendes que eres un ser frágil que respira y siente, claro. Ejercita tus agarrotados sentidos y aunque duele como luego del primer día de gimnasio, los tonifica.

Hace que tu memoria rejuvenezca y despierte aquellas sensaciones encajonadas en naftalina. Revive los olores, los sabores, los sonidos, el tacto y aquellas imágenes que dabas casi por perdidas, surgen como de la nada y devuelven contrariamente, un sabor explosivamente dulce condimentado con sonrisas, confidencias y mucha pasión por todo lo vivido.

El dolor también activa un complejo mecanismo de autodefensa, que ayudado de esas sensaciones, te devuelve un estruendoso cachetazo en toda tu humanidad. Te hace ver que no eres un accesorio ni un nuevo Gadget o aplicación versión 7.0 que puedan fácilmente reemplazar o eliminar.

Descubres que el tiempo pasa y cómo pasa!! Que estás vivo y sientes. Que cuando tu tiempo llegue a su final, seguramente, alguien te mantendrá como ese callo, ese anillo de compromiso o esas gafas recetadas. Pasarás a ser una parte esencial de los que alguna vez te amaron y el ciclo se repetirá otra vez, con ese sabor amargo del dolor, de la vida.

miércoles, 24 de diciembre de 2014

Vitello Tonnato - Vitel Toné -Ternera con salsa de atún



Llegan las fiestas y esta receta de origen Italiano trae a mi recuerdo esos momentos vividos en casa de mis abuelos, todos juntos bajo el parral, alrededor de la misma mesa. En Argentina, como comenté en “A mis abuelos” los inmigrantes llegados de todos los puntos del planeta llevaban en sus maletas todo lo que pudiera mantener viva su memoria, un pequeño pero importante trozo de su terruño. En ellas se entremezclaban cartas, fotografías, recetas, sabores y aromas. Una manera de que eso no quedara en el olvido era que el otro gozara también de esos recuerdos tan arraigados. Esos que pasan de generación en generación. En definitiva, compartir.

No sé cómo surgió la idea de un redondo de ternera fuera acompañado con salsa de atún y anchoas, pero les puedo asegurar que si quieren sorprender en vuestra mesa, este plato no dejará a nadie indiferente.

Ingredientes

1 Redondo de ternera (Peceto) entero.
1 Rama de apio.
1 Diente de ajo.
1 Parte blanca de un puerro.
3 Hojas de laurel.
1 Pizca de sal.

Para la salsa

3 latas de 80grs. De Atún natural.
8 filetes de anchoas.
400 Ml de Nata líquida.
400 Ml de Mahonesa.
6 Alcaparras en vinagre.

Decoración

1 Pimiento asado en tiras
3 huevos cocidos
Alcaparras

Preparación

Trocear el apio, el blanco del puerro, y el ajo. Colocarlos en una olla grande junto a las hojas de laurel y la pizca de sal cubriendo con agua el redondo de ternera a cocer. Hora y media a fuego medio alto. Dejar en el caldo el redondo de ternera que enfríe. Escurrir el redondo y envolverlo con papel de aluminio y dejarlo en el frigorífico un par de horas.

Para la salsa colocar todos los ingredientes en una licuadora a velocidad máxima hasta lograr una consistencia ni muy líquida ni muy espesa. Rectificar si fuera necesario la sal.

Lonchar el redondo muy finamente (tipo carpaccio) y colocarlo en una fuente profunda e ir intercalando las lonchas con la salsa. Decorar con alcaparras enteras, pimiento asado en tiras y huevo duro en trozos. Cubrir con film transparente y llevar al frigorífico al menos un día antes de servirlo, para que combinen los sabores.

Si pueden probarlo, antes que se lo devoren los invitados, seguro repetirán para otras ocasiones.


Felices Fiestas, en familia, con amigos y compartiendo. Que de eso se trata en definitiva.

jueves, 6 de noviembre de 2014

¿Infusión de hojas de café? Comienza la revolución!


Tan acostumbrados estamos ya a encontrar mangos en pleno invierno o cualquier cosa que consumamos en las tiendas y supermercados sin importar la temporada, que no apreciamos todo el trabajo que hay detrás, que familias dependen de su producción, el ingreso que genera y desde donde viene lo que consumimos.

En el caso del café, por ejemplo, son solo 3 meses los que un país productor tiene para cosechar lo que es, luego del petróleo, la industria de materia prima que más dinero genera a escala mundial.

Y nos preguntamos: ¿De qué vive el productor de una plantación de café y sus trabajadores y familias el resto del año?

Ese fue uno de los motivos y el principal a mi entender, que desembocaron en este proyecto que mañana 7 de noviembre, será presentado a la prensa mundial en Vancouver Canadá, y movilizaron a dos jóvenes emprendedores como son Max Rivest y Arnaud Petitvallet. Se llama Wize Monkey.

Una infusión hecha con las hojas del cafeto de la variedad arábica, aunque ellos le llaman Coffee Leaf Tea, ya que en inglés la palabra infusión no es tan usada, podría ser la respuesta para los pequeños productores de café orgánico de Nicaragua en un principio, creando nuevos puestos de trabajo todo el año para las familias que cultivan café y de esta manera, ayudar a prevenir las recurrentes crisis socioeconómicas vinculadas a la estacionalidad y volatilidad de la industria del café.

Basados en investigaciones científicas actuales y estudios realizados en Francia y Reino Unido acerca de las propiedades saludables de esta infusión olvidada por varios siglos, (podéis consultarlas pinchado aquí) estos jóvenes quieren revolucionar la industria del café y las infusiones mediante un proyecto de crowdfunding lanzado desde la plataforma de Kickstarter para recaudar tan solo $ 40.000 dólares canadienses (unos 28.000 euros) y conseguir poner en marcha la producción de su tan ansiado proyecto socio-económico.

Interesado por el nuevo sabor de esta infusión y el proyecto en sí, hace unos días me puse en contacto con ellos y me hicieron llegar unas muestras de la infusión (Gracias Max!) para que de alguna manera, pudiera estar presente en la presentación que mañana tendrá lugar en Canadá dándoles mi modesta y desinteresada opinión, apoyo y difusión desde este otro lado del charco.

Bajo el lema “Why do some good when you can do some awesome” (Por qué hacer algo bueno cuando se puede hacer algo increíble) Me llegó el correo esta semana con cuatro muestras de la infusión “Wize Monkey” de cultivo orgánico de la plantación de Nicaragua, hecho de hojas de la variedad arábica y según los estudios en los que está basado, con más antioxidantes que el té verde y la mitad de contenido de cafeína.

He preparado dos muestras como indican en su envase, 95º temperatura del agua y entre 3 y 4 minutos de infusión, las mismas que un té negro. El aroma de las hojas luego de la preparación me recuerda su semejanza a otra infusión poco conocida en Europa, la yerba mate tostada, en cambio el aroma de la infusión tiene muchos matices similares a variedades de Oolong de oxidación alta, 70 u 80% tipo Da Hong Pao o algún Tie Wan Yin. El color de la infusión es de un marrón tostado claro e intenso. Su sabor en boca tiene notas herbales frescas combinado con frutos secos tostados, como la almendra. Muy suave y nada astringente ni tánico. Sensación sedosa en paladar. No recuerda ni al café ni al té, es algo totalmente diferente y a mi entender muy bien logrado.

Desconozco el proceso de manufacturación, espero que lo tengan a resguardo de las corporaciones multinacionales, ya que sé de buena fuente que varias lo han intentado y lo siguen intentando pero han fracasado.

Si desean saber más sobre el producto, apoyar el proyecto o hacer los primeros pedidos de “Wize Monkey” les dejo el enlace a su página. Desde Madrid les auguro y deseo sinceramente una auténtica Revolución para mimar los sentidos. Enhorabuena!

miércoles, 29 de octubre de 2014

Calabaza rellena de quesos y gambas


Otra de mis recetas favoritas. Esto en realidad es un plato típico de las islas de Azores en Portugal, llamado Abóbora Moranga o Abóbora de Camarao. Tuneado por mi y que seguramente será, además de "muito gustoso", original para estas fechas donde las calabazas abundan y dejen de ser un mero objeto decorativo para Halloween. Es una especie de fondue de queso, calabaza y gambas.

Ingredientes
1 Calabaza grande aprox 3,5Kg 4kg 
Gambas peladas 1/4 kilo aprox.
300 gr. Quesos blancos varios (Emmental, Chedar, Mozzarella, etc) nada de Azules tipo Roquefort.
Tomate frito de bote 300gr.
Media Cebolla
1 pimiento rojo pequeño
2 dientes de ajo
Hierbas aromáticas amargas como Estragón, Romero, Orégano, Tomillo a gusto.
Aceite de oliva, cantidad necesaria
Sal a gusto

Preparación
Abrir la calabaza por la parte de arriba haciendo una tapa redonda y no muy grande sólo para que quepa la mano(truco: meter el cuchillo en diagonal para que luego la tapa se sostenga en la calabaza)

Limpiarla de pepitas y fibras con una cuchara sopera y raspar la calabaza por el interior para dejar bastante espacio. No quitar toda la carne de la calabaza!! (ojo con pasarse y romperla!)

En una cazo, sofreir con dos cucharadas de aceite de oliva la cebolla y el pimiento y los dientes de ajo cortados en trocitos pequeñitos hasta dorarlos.

Agregar las gambas peladas y dorarlas un poco, luego agregar el tomate frito, los quesos y las hierbas aromáticas amargas.

Cocinar todos los ingredientes a fuego medio hasta que el queso se funda.

Colocar todo (esperemos que quepa) en el interior de la calabaza y taparla con su tapita.
En una fuente con un chorrito de aceite en su base colocaremos la calabaza al horno a temperatura de 180º. Controlar la calabaza cada tanto con un punzón o tenedor pinchándola suavemente (no mucho que se cuela el contenido) para saber si esta blanda y lista. Dependerá del tamaño de la misma el tiempo que tenga que estar en el horno para su punto. Aproximadamente una hora o menos.

La propia calabaza es el cazo que llevaremos a la mesa.

Si son manitas, pueden pegarle unos ojos y risa diabólica para que tenga el efecto de Halloween.

Se sirve con cucharón el relleno y raspando parte de la carne de la calabaza del interior.

Espero que les guste y ya me contarán que tal les salió!

martes, 16 de septiembre de 2014

Sabah Tea Garden. Un paraíso dentro de otro.


En mi viaje por Malasia tuve la estupenda oportunidad de conocer al único Tea Garden en la isla de Borneo, Sabah Tea Garden. Ubicada al norte del estado de Sabah, sobre unas colinas que rodean el Monte Kinabalu de 4095 metros de altitud y en pleno Parque Nacional protegido y declarado patrimonio de la humanidad desde el 2000, se extiende esta plantación privilegiada de 2.480 hectáreas 100% libre de pesticidas y orgánica en completa armonía con la extensa y paradisíaca naturaleza que la rodea. Pude hospedarme en su resort y compartir dos días gracias a mis amigos que fueron los que me organizaron el paseo. (¡Mil gracias Susana!)

Las sensaciones son tantas, los aromas, el entorno, el paisaje, la comida, las excursiones, todo lo tienen pensado para que puedas disfrutar de una estancia rodeado de esta plantación de té única en el mundo por muchas razones.

No sólo pude conocer la plantación, todo el proceso fuera y dentro de su fábrica sino también fui invitado a catar el producto del día.

Puedo asegurar que su producto final no tiene nada que envidiar a otros de renombre. Poco o nada astringente tánico, sedoso en boca y un suave aroma desprende la taza que ahora mismo estoy tomando mientras escribo esta entrada.


Gracias a mi amiga Susana, que me concertó una entrevista con Ismail Martin Kong Abdullah, General Manager, responsable del Resort y la plantación, tuve la oportunidad de conocer más detalles que quiero compartir con ustedes. Agradezco también al señor Kong Abdullah todo el material fotográfico, visual y escrito que me obsequió.

La plantación cuenta con 35 años de historia. Comenzó como un proyecto socio económico para la región. Desde 1997 pertenece a  Yee Lee Group. Una corporación muy comprometida con el medio ambiente y la integridad antes que los beneficios.

Sólo producen Té negro. Han probado realizar té verde pero debido a la baja altitud de la plantación (700 metros sobre el nivel del mar), no logran uno de alta calidad. También lo han intentado con el Oolong, pero dado el largo y costoso proceso y al no conseguir mano de obra especializada en la zona, lo han descartado por el momento.

El Té es 100% libre de pesticidas debido a que no hay plagas de la Camellia en la zona y al método que utilizan para abonar las tierras. El compost es íntegramente desperdicios del proceso de manufacturación del Té. La propia biodiversidad de esta selva de 130 millones de años de antigüedad hace el trabajo por ellos. Gracias a eso es una de las pocas plantaciones de té en el mundo con el certificado orgánico de SKAL de Holanda.

Húmedo, mucho sol constante y sin cambios bruscos de temperatura, el clima hace el resto, logrando así ese particular sabor y suave aroma de este magnífico té, logrando como ellos dicen, una cosecha de primavera casi todo el año.

Utilizan Camellia Sinensis y Asámica en su blend. (No pude saber porcentajes)

Cuentan con 150 trabajadores, muchos de ellos viven en la misma plantación.

La media de producción es de 3 a 5 toneladas diarias. La mayoría de la producción es para consumo en Malasia. Menos del 20% sale a China y Reino Unido. En el resto de Europa no es fácil de conseguir debido a los lobbies de las grandes corporaciones, principalmente las de Hamburgo, Alemania.


Deseo que pronto puedan encontrar la manera de llegar al consumidor occidental. Se nota el esfuerzo que ponen por lograr un Té, que a mi entender está entre los mejores que he probado, sólo espero que mis reservas aguanten hasta mi próxima visita a ese paraíso que sin duda repetiré, mis sentidos se lo merecen y cuentan con mi recomendación plena para aquellos que puedan tener el placer de visitarles.

Les dejo un video promocional para que lo conozcan.
video


viernes, 5 de septiembre de 2014

Huevos cocidos en Té


¿Té negro salado? En Shanghai he probado algo que realmente me sorprendió de buen grado. Los huevos cocidos en té negro.

No sólo el sabor es sorprendente, también lo es el tono marmolado que toman al ser cocidos de esta manera.

Primero se cuece el huevo en agua, como siempre, pero a los 3 minutos del hervor se los retira, se les dan unos golpes con una cuchara para quebrar un poco toda la cáscara, sin quitarla y se le agrega al agua salsa de soja, té negro o Pu-Erh, anís estrellado, pimienta, algo de canela y jengibre.

Se los deja cocer por unos 5 minutos más y se apaga el fuego. Dejándolos en la infusión unos minutos más hasta que se entibien.

Luego al pelarlos te encontrarás con el efecto marmolado y un estupendo sabor.
Generalmente los verás en los puestos callejeros en China, los comen a todas horas, pero con preferencia por la mañana en el desayuno.


¿Se animan a probarlos?



jueves, 28 de agosto de 2014

Como preparar el Teh Tarik o Té escanciado


Ya de regreso de este viaje, con tantas cosas que contar y compartir. He tenido una explosión de sensaciones a lo largo de todo este mes. Mis sentidos fueron tan mimados que no se realmente por dónde empezar.

Antes que nada, agradecer a la familia que fuimos a visitar. Susana, Peter, Mariana y Jake son unos grandes anfitriones más allá de grandes amigos. Con ellos compartimos gran parte del viaje y fue Susana la que nos organizó todas las excursiones y sitios para visitar junto a ellos por la Isla de Borneo en Malasia. Gracias a ella, pude estar en el único jardín de té exclusivo de la Isla de Borneo en el estado de Sabah y pude hacerle una entrevista al director de la plantación. También nos enseñaron y nos dieron a probar muchas frutas exóticas, comidas y tradiciones que ampliaron mi memoria sensorial de una manera sorprendente. Darle las gracias se me hace poco, de ahí que quise hacerla protagonista de mis primeras impresiones.

Una de las tantas cosas que descubrí fue el Teh Tarik. Una manera de tomar el té que lo ha convertido en la bebida nacional en Malasia. También se puede probar en Indonesia y Singapur. Fook Yuen es una cafetería en Kota Kinabalu en el estado de Sabah al norte de la isla de Borneo, especializada en Teh Tarik, y fué donde lo probé por primera vez.




Aunque parezca increíble, esta manera de preparar el té, tan popular, no es con té negro de hojas enteras. Se utiliza el Fanning, o sea el grado del té que es polvo de las hojas y que acostumbran a poner en las bolsitas de té.

Hay dos marcas en Malasia que utilizan para prepararlo. Una es de la firma Boh, de la plantación de las laderas de las montañas Cameron en la península y otra es Sabah Tea del estado del mismo nombre en el norte de la isla de Borneo, a la cual tuve el placer de visitar y pasar una noche allí.

El nombre de Teh Tarik significa “Té tirado” o más coloquialmente Té escanciado. Dado que el proceso para realizarlo consiste en escanciarlo entre dos recipientes a buena distancia, como la sidra en Asturias, para que coja esa espuma y se temple la bebida. Tan popular es este método que hay concursos de escanciado en varias ciudades y diversas recetas modificadas.

Se utiliza la vieja y tradicional malla de algodón, si esa que utilizábamos para el café puchero en casa de la abuela.

El proceso es muy simple.

Si tienes té negro en bolsitas, quítalo de las bolsitas. Utiliza una por cada taza que vayas a preparar.

Calienta agua de acuerdo a la cantidad de tazas que vayas a preparar y como siempre un poco antes del punto de ebullición la retiras.

Coloca el filtro de algodón con el té en un cazo y vierte el agua sobre él. Ellos lo dejan reposar unos 10 minutos, yo lo hice con 5 minutos y sale estupendamente.

Lo siguiente es retirar el filtro y agregar dos cucharadas sopera de leche evaporada y media cucharada de leche condensada por cada taza que vayas a preparar y mezclar. No hace falta azúcar, ya la leche condensada le aporta el dulzor.

Luego comienza el trabajo y el riesgo! Con el cazo en una mano a cierta altura y en la otra mano la taza, escanciar la bebida una y otra vez de un recipiente a otro varias veces, unas 6, hasta lograr una espuma y que el té baje su temperatura y desprenda todos sus aceites volátiles.
Puedes tomarlo caliente o con hielo, si eliges esto último, recuerda colocar los hielos en la jarra al final en el último escanciado.

Luego queda disfrutar de esta estupenda manera de tomar el té.

Se puede hacer también con café, ellos le llaman Copi Tarik “Café tirado” y se podría comparar con el capuchino o el café bombón típico de Valencia.

He visto recetas que le agregan a la infusión jengibre, piel de naranja o canela. Ahí ya va en gustos de cada uno.

Les dejo un video espectacular que encontré de un experto haciendo sus malabares con el escanciado. ¡No lo hagáis si no quieren quemarse!

Ya me contarán los que lo hayan probado. A mí me pareció una estupenda manera de aprovechar el fanning, muy sabroso y un gran reto para mi pulso! En los próximos blog, seguiré con otras novedades del viaje.